Señores pasajeros tengan ustedes muy buenas tardes…..

”Buenos días señores y señores, que pena si les quito un poco de su tiempo, en el día de hoy les vengo ofreciendo estos deliciosos chocolates, uno por la modica suma de $300 o, para su mayor comodidad, 2 por $500 …..”

Para muchos de nosotros es bastante familiar escuchar este tipo de frases cuando usamos el trasnporte público; creo que es tan familiar que hasta se nos hace ”normal”. Sin embargo, ésto no tiene nada de normal, detrás de ésta inofensiva labor que mucha gente hace para ‘rebuscarse’ algo de dinero hay grandes debates y opiniones tanto a favor como en contra.

En éste artículo quiero hablar específicamente de aquellas personas que utilizan los buses para vender sus productos.

He pensado y analizado mucho este tema en las últimas semanas, le he puesto más de atención a cada historia que la gente cuenta cuando se sube a los buses. Además, llevo varios meses trabajando en uno de los asentamientos más precarios de Bogotá, en donde he conocido gente increible, gente que lucha cada día para rebuscarse algo de dinero y llevarlo a sus casas y a sus familias. La gran mayoría de éstas personas que viven en los asentamientos trabajan de manera informal y, de éstos trabajadores informales hay una gran parte que son vendedores ambulantes.

Fue entonces, cuando al conocer muy de cerca la realidad de cientos de personas y al mismo tiempo al ver y analizar las pesonas que se suben a los buses a vender, cantar, contar historias, etc., me ha quedado rondando este tema en la cabeza.

Que debo hacer? Debo apoyar a estas personas que se suben en los buses, o no?

IMAGEN-8765041-2El Tiempo

Responder esta pregunta no me ha sido nada fácil, he analizado esta problemática desde varias perspectivas y no he logrado llegar a una respuesta que me satisfasga.  Porqué creo que éste tema es tan controversial?

Por un lado, creo que es de valientes y de admirar el subirse a los buses a vender y/o cantar. Hay miles de personas/familias que no cuentan con otra opción para conseguir sus ingresos,  su única forma de hacerlo es ‘El rebusque’. No es que sea fácil subirse a un bus, mantener el equilibrio, además pasar puesto por pueso entregando sus productos o mantenerse de pie con una guitarra y con la voz afianada. Creo también que ellos son  luchadores, que debería apoyarlos porque no es fácil acudir a éstos medios y pienso a parte de vender o cantar en los buses ellos que podrían hacer, en un país como Colombia, en donde las leyes y garantías son para los ricos, pienso en que otras opciones tienen ellos de conseguir un trabajo honrado y estable, y desafortunadamente llego a la conclusión que ellos la verdad no tienen otras opciones….

Además pienso que ellos adoptaron una vía de conseguir dinero de forma honrada, y éso, en un país como Colombia es también de adminar.  Porque dinero, si te pones a pensar hay mucha… pero no queremos más dinero fácil.

Por otro lado, creo que el hecho de comprar o darle dinero a las personas agudiza aún más el problema. El mercado y empleo informal seguirá creciendo porque mientras haya quien lo compre siempre hay quien lo venda.  Al pagar esos $300, $500, $1000, o $5000 pesos estamos ayudando a solucionar un problema a corto plazo, pero a largo plazo seguiremos con el mismo problema. Además lo malo de fomentar éste tipo de empleo informal lleva a que las personas se acostumbren al dinero fácil -en el sentido de conseguirlo en un día vendiendo dulces, no dinero ilegal o producto de drogas, robos, muertes etc.- Y que decidan no educarse o ni siquiera intentar capacitarse en algo para encontrar un empleo ”formal”, en el cual se trabaja 5 días a la semana, de 8am a 5pm, para ganarte un salario mínimo de $616,000 (un poco más de 300 USD).

Según la Secretaría de Movilidad de la ciudad de Bogotá hay alrededor de 1,340 personas que venden dulces, maní, esferos, incienso, pulseras, pequeños libros o que cantan por unas monedas. El 90 por ciento gana hasta 25.000 pesos diarios. Sin embargo, la cifra parece depender del lugar donde se pregunte. En la calle, casi siempre cuando se le pregunta a los vendedores dicen que ganan menos de eso. Pero si se les indaga en un lugar en el que estén más tranquilos, confiesan. “Yo me hago 40.000 diarios”, otra persona dijo a una revista alguna vez “Hace 15 años yo me ganaba $100.000 diarios” y dijo que incluso llegó a tener un carro y a pagar su propia casa.

Haciendo las cuentas con los $40,000, que sí creo que se los ganan y trabajando 5 días a la semana, en un mes ellos se ganarían $800,000 (casi $400 USD). Cualquier persona con 3 dedos de frente preferirá ganarse esto y evitarse 5 años de universidad (que a parte de no ser pública son carísimas). Entonces, que pasa con los cientos o miles de personas que si quieren ir a una Universidad? van a preferir ganar menos que un vendedor ambulante?

Bueno, la controversia no llega solo a este punto, también vemos que hay personas que simplemente se acostumbran a este tipo de vida y de trabajo, que les gusta la calle y que se suben al bus contando historias que, aunque debemos dejar los prejucios, con solo la pinta esas historias son difíciles de creer.

vendedores_busPeriodico Expectativa

AMBULANTESEspacio Caribe

Sin embargo, hay gente que no tiene una opinión negativa hacia este tipo de ”trabajo”:

”Cuando necesitamos economia a veces decimos en que trabajar y solo queremos algo que nos de status y dificimente podemos salir a buscar a cualquier lugar el sustento del hogar. Este hombre anciano demuestra que para trabajar no hay barreras y guitarra en mano sube a los buses y toca melodiosamente con matices que ya quisiera cualquier cantante hacer lo mismo. Escuchamos desde salsa, rock, baladas, cumbia, etc. que hacen de el un ejemplo de perseverancia y vida. Que Dios lo bendiga senor que me hizo el trayecto muy fortificante justo en estos dias que necesitamos de fe y entrega y siga llevando con su guitarra melodia a nuestras vidas.” 30/08/12 Dia de Santa Rosita de Lima.

Screen Shot 2014-01-31 at 8.44.21 PMFlickr Motoperu

Bueno, luego de analizar la situación en sus diferentes aspectos…. comprales (o ayudarles) a éstas personas, o no? Esa sigue siendo la cuestión.

Si tienen algún comentario en contra o a favor de éste tema de los vendedores ambulantes me gustaría que lo compartieran

También lean:

Radriografía del trajín que sufren los vendedores ambulantes en los buses

Señores Pasajeros, Damas y Caballeros

@jeffinergon & @ivettemb

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s